Colombia


Cuidado de la Diabetes

¿Qué es la Diabetes? 

Diabetes es el término que se utiliza comúnmente para identificar varios trastornos metabólicos en los que el organismo no produce insulina, o utiliza la insulina que produce de manera ineficaz. Es una condición común que se caracteriza por niveles de azúcar elevados en la sangre.

La diabetes es conocida como “diabetes mellitus”: La palabra diabetes proviene del griego sifón, que describe la sed excesiva y aumento en la frecuencia de la orina y mellitus que significa miel en latín, debido a que la orina está llena de azúcar y es dulce.
 

La diabetes modifica la manera en la que el organismo procesa la comida.

La insulina es la clave del problema, ya que la función de la insulina en el organismo es ayudar a que la glucosa penetre las células donde es utilizada para producir energía. La diabetes se caracteriza por una falta total o parcial en la producción de insulina por parte del organismo. Las formas más comunes de diabetes son la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2. En los dos casos, las personas no tienen la capacidad de movilizar el azúcar fuera del torrente sanguíneo hacia las células, donde es utilizada como la fuente primaria de combustible para el organismo.
 

Síntomas y complicaciones 

Los síntomas de la diabetes incluyen:

  • Aumento en la frecuencia y cantidad de la orina
  • Necesidad constante de hidratarse
  • Aumento en el apetito
  • Pérdida de Peso
  • Fatiga
  • Heridas que se demoran en cicatrizar
  • Infecciones
     

Para el tratamiento de la diabetes, es fundamental que las personas aprendan a manejarla de la mejor manera. Si no se lleva un control adecuado de la diabetes, esta puede conducir a un mayor riesgo de:

  • Enfermedades cardiacas
  • Hipertensión
  • Accidentes cerebro-vasculares
  • Insuficiencia renal
  • Ceguera
  • Infecciones en las piernas y pies
     
¿Es la diabetes un trastorno habitual? 

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 347 millones de personas alrededor del mundo sufren de diabetes. De esta cifra, el 90% padece diabetes tipo 2 y el 10% diabetes tipo 1.
 

Existen dos tipos principales de diabetes: 
Diabetes tipo 1 

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica que se trata con inyecciones de insulina. La insulina debe ser aplicada todos los días y algunas personas requieren de múltiples inyecciones diarias para mantener controlado los niveles de glucosa en la sangre. Este tipo de diabetes se desencadena cuando una “reacción autoinmune” destruye las células beta que se encuentran en el páncreas. Una reacción autoinmune significa que el organismo crea anticuerpos contra sus propias células y como resultado, el páncreas deja de producir insulina o no puede producir la cantidad suficiente por sí solo. El tratamiento consiste en inyecciones diarias de insulina, junto con una alimentación saludable y ejercicio.
 

Los síntomas de la diabetes tipo 1 son: 
  • Necesidad constante de hidratarse
  • Frecuencia en la orina
  • Azúcar en la orina
  • Olor parecido a la acetona en el cuerpo
  • Fatiga, debilidad y somnolencia
  • Pérdida de peso inexplicada en un periodo corto de tiempo.
     

A pesar de que se desconocen las causas de la diabetes, existen ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 como:

  • Origen étnico o raza (más común en personas de ascendencia caucásica)
  • Uno de los padres con diabetes tipo 1
     

La diabetes tipo 1 afecta más a menudo a personas menores de 20 años de edad. Antes se conocía como diabetes juvenil o Diabetes Mellitus Insulino-Dependiente (DMID).
 

Diabetes tipo 2 

La diabetes tipo 2 comprende varios trastornos con diferentes causas y grados de severidad. Es el tipo de diabetes más común. A menudo, el páncreas de las personas con diabetes tipo 2 produce su propia insulina, pero el organismo no la utiliza de manera efectiva. Muchas personas manejan este tipo de diabetes simplemente siguiendo una dieta saludable y haciendo ejercicio. En personas con sobrepeso, la diabetes mejora como resultado de una dieta saludable, actividad física y pérdida de peso.

A medida que la enfermedad progresa, algunas personas deben tomar medicamentos orales o aplicarse inyecciones de insulina. La diabetes tipo 2 es más común que la diabetes tipo 1. Aunque se desconocen las causas de la diabetes tipo 2, existen factores de riesgo que predisponen a algunas personas tales como:

  • Edad (mayor de 45 años)
  • Estar en sobrepeso o ser obeso
  • Tener historia familiar de diabetes
  • Origen étnico o raza (ascendencia nativa/indígena, africana, española o asiática)
  • Haber dado a luz a un niño con un peso mayor a 4kg
  • Deterioro en la intolerancia a la glucosa

Los síntomas de la diabetes tipo 2 son los mismos de la diabetes tipo 1. Algunas personas pueden experimentar cortadas o moretones que tardan en curar, infecciones recurrentes en las encías o en la orina u hormigueo en las manos y pies. Otras denominaciones que se han utilizado previamente para la diabetes tipo 2 son diabetes del adulto y Diabetes Mellitus no Insulino-Dependiente (DMNID).
 

Como tratar la diabetes 

Hace muchos años, antes de que se comprendiera el control de los niveles de glucosa en la sangre, la diabetes afectaba gravemente a las personas que la padecían y causaba su muerte temprana. Actualmente, los nuevos planes de tratamiento para la diabetes tienen cosas en común que aplican para los dos principales tipos de diabetes. Con la ayuda de un equipo médico, las personas con diabetes pueden llevar una vida normal y saludable, combinada con una alimentación adecuada, ejercicio y medicinas (en caso de ser necesario) junto con el control adecuado de los niveles de glucosa en la sangre.
 

Alimentación 

No se requiere de una dieta estricta, existe una gran variedad de opciones para elegir. Los principales puntos a tener en cuenta son:

  • Los tipos de alimentos que selecciona
  • La cantidad de alimentos que ingiere
  • El intervalo entre las comidas
     
Actividad Física 

Se sabe que la actividad física contribuye a que la insulina actúe mejor en el organismo. Al mismo tiempo te mantiene saludable y así poder combatir la enfermedad. La actividad física también es importante si se desea bajar de peso.
 

Medicamentos

Actualmente, la insulina es mucho más segura y fácil de usar que cuando se introdujo por primera vez en 1921. Existen nuevas formas de aplicar inyecciones relativamente indoloras y sencillas que usted puede llevar los dispositivos consigo, como si fuera un esfero.

Algunas personas con diabetes tipo 2 toman medicamentos orales o píldoras para controlas los niveles de azúcar en la sangre. Las píldoras no son insulina, pero contribuyen a que la insulina que produce el páncreas de forma natural actúe adecuadamente.
 

Análisis de glucosa en la sangre 

Estos análisis son sencillos y se pueden realizar cada vez que necesite conocer su nivel de glucosa y al mismo tiempo le indica la efectividad del tratamiento. Con la información, educación y guía adecuada de su médico tratante y educadora de diabetes, usted puede aprender a manejarla.
 

Manejando la diabetes 

Si usted ha sido diagnosticado con diabetes, es posible que pueda seguir llevando una vida sana y larga. Sin embargo, tendrá que cuidarse muy bien. Para empezar tendrá que monitorear sus niveles de azúcar en la sangre. Este monitoreo no solo evidenciara como su actividad física y alimentación afectan sus niveles de azúcar en la sangre si no también reflejara si su medicina se encuentra funcionando adecuadamente.
 

Los elementos claves para mantenerse sano a largo plazo son:
  • Aplicación de la medicina tal y como fue prescrita
  • Ejercicio regular
  • Una dieta saludable
  • Bienestar emocional

Desde el principio, es importante que intente aprender lo que más pueda sobre la diabetes, tener un gran apoyo de las personas que lo rodean y mantener una actitud y visión positiva en los momentos difíciles.