Nuestra estrategia de responsabilidad social introduce nuevas ambiciones a largo plazo en tres áreas fundamentales para ayudar a mejorar la salud individual y pública:

  • Prevenir el aumento de la diabetes tipo 2 y la obesidad.
  • Proporcionar acceso a atención asequible al cuidado para pacientes vulnerables en todos los países.
  • Impulsar la innovación para mejorar vidas.

Hoy en día, una de cada 11 personas en el mundo tiene diabetes, una cifra que se prevé que se eleve a una de cada nueve para 2045 si no se toman medidas.

La diabetes impone una gran carga a los sistemas de salud, y estamos comprometidos a trabajar con las autoridades sanitarias y otros socios en los países donde operamos, para prevenir y tratar la enfermedad.

Ningún niño debe morir de diabetes tipo 1

Estamos ampliando nuestro programa Changing Diabetes® in Children (Cambiando la diabetes en niños) para llegar a 100.000 niños en 2030. Nuestro programa ya ha ayudado a más  de 25.000 niños con diabetes tipo 1 que viven en entornos de bajos recursos a tener acceso a atención médica y medicinas que salvan vidas .

Insulina humana asequible en países de ingresos bajos y medianos

Estamos reduciendo el precio máximo de la insulina humana de USD 4 a USD 3 por vial en 76 países de ingresos bajos y medianos. Esta es una expansión vital  de nuestro Compromiso de Acceso a la Insulina para fortalecer nuestros esfuerzos para llegar a las personas más vulnerables con insulina de bajo costo.

Mejorar  la atención médica para las poblaciones vulnerables

Estamos ampliando nuestro programa de Alianza para el Cambio con el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Cruz Roja Danesa hasta 2023,  apoyándolo con una donación de 15 millones de DKK.  A través de nuestros esfuerzos conjuntos, el programa ayuda al paciente más vulnerable durante las crisis humanitarias.